Restauraciones del color del diente, ¿para todos los casos?

La Odontología avanza a pasos agigantados  y redoblados, tanto así que las nuevas investigaciones van desarrollando nuevos y más precisos materiales y técnicas de restauración. Lo que funcionó adecuadamente hace unos años, ahora puede ser mejorado con los nuevos biomateriales a disposición del profesional en Odontología, pero esto requiere conocer los materiales.

Hoy en día los Odontólogos tenemos a disposición una gran variedad de materiales con dicomposite-filling-materialferentes características para poder resolver los problemas de salud bucodental de nuestros pacientes, sin embargo muchas veces abusamos de estos materiales por desconocimiento de sus propiedades y limitantes. Es muy común observar en internet, redes sociales, tv, etcétera diferentes formas de publicidad en  las que se ofrecen restauraciones “blancas” o “del color del diente” a diestra y siniestra, y se colocan de la misma manera en que se ofrecen: a diestra y siniestra… Los materiales que se implementan para ese tipo de restauraciones son las resinas compositas, las cuales son materiales plásticos cuya ventaja radica en que se presentan en diversos colores con la finalidad de que sean lo más parecido visualmente a la estructura dental. Sin embargo estos materiales poseen indicaciones específicas en las cuales deben y pueden ser utilizadas,  las cuales muchas veces son ignoradas (voluntaria o involuntariamente) por los Odontólogos.

El tratamiento de lesiones cariosas de gran tamaño, el reemplazo de las restauraciones extensas de amalgama Collage lesiones extensasdefectuosas, o incluso las fracturas de gran extensión, en la actualidad, son tratadas masiva e igualitariamente con resina composita, pensando exclusiva y únicamente en el componente estético, dejando de lado el componente funcional, forzando al material a resistir cargas más allá de las que está preparado a soportar, fracasando a los pocos meses; cuando eso sucede generalmente se termina culpando al material, o incluso al paciente “por no cuidarse”. Para que una restauración de  resina sea exitosa no solo debe verse bien, también debe resistir las fuerzas masticatorias a las que será sometida en la cavidad oral, esto no depende exclusivamente del material, también se ve influenciado por el profesional y su criterio, quien debe implementarlo bajo las condiciones para las que el material ha sido elaborado.

Las resinas compositas han abierto un nuevo horizonte para la Odontología: la era adhesiva, la cual trae consigo la mínima intervención y máxima conservación del tejido dental sano, por lo cual, en ningún momento deseo dar a entender que las éstos materiales no funcionan, al contrario, si se conocen adecuadamente  sus propiedades físico-mecánicas, indicaciones y contraindicaciones, son un material excelente para resolver un gran porcentaje de los problemas relacionados a pérdida de tejido dental (lesiones cariosas, fracturas, etcétera), pero tal como le dije: ¡conociendo el material!

Durante mi labor como docente universitario de casi 10 años, he tenido la oportunidad de investigar y revisar la literatura científica, encontrando evidencias que demuestran que las resinas pueden ser implementadas para tratar restauraciones de gran tamaño sola y únicamente si se usan bajo una técnica indirecta, es decir en incrustaciones o carillas que son confeccionadas con la misma resina, pero en un modelo de yeso (el cual se obtiene a partir de la toma de impresiones al paciente), las cuales son posteriormente tratadas por medio de calor, presión y/o luz específicas en un horno especial (generalmente en un laboratorio dental), para luego ser cementadas en el diente. Este procedimiento de laboratorio le permite a la resina incrementar exponencialmente su resistencia, y le confiere propiedades superiores en durabilidad a diferencia de cuando se realiza en boca directamente, permitiendo su colocación en restauraciones de gran tamaño.

De izq. a der: Dr. Javier Roque, Dr. Mauricio Mendez, Dr. Ivo Crejci, Dr. Fidel Márquez
De izq. a der: Dr. Javier Roque, Dr. Mauricio Mendez, Dr. Ivo Crejci, Dr. Fidel Márquez

Es tanto el éxito obtenido con éstas incrustaciones poliméricas, que  recientemente se han desarrollado alternativas de tratamiento para los dientes que reciben tratamientos de conductos (endodoncias) y que tradicionalmente eran restauradas por medio de coronas completas; ahora se pueden realizar tratamientos llamados “endocrowns” (creados en Suiza, en la Universidad de Ginebra por el Dr. Ivo Crejci y su equipo), los cuales pueden sustituir el uso de coronas completas de una forma más conservadora, rápida, estética y hasta económica; y pueden ser realizadas con la técnica de resinas compositas indirectas post-curadas de la que hemos hablado anteriormente.

Si usted o algún familiar o amigo posee restauraciones extensas deterioradas, una lesión cariosa o fractura extensa, o incluso le han realizado recientemente una endodoncia, consulte con su Odontólog@ sobre el uso de incrustaciones como tratamiento restaurativo, pues existe mucha evidencia que confirma lo vertido por éste servidor, aparte de la experiencia clínica que lo respalda, créame que después de unos años de servicio, no se va a arrepentir.

Casos clínicos resueltos en mi oficina con incrustaciones poliméricas.
Casos clínicos resueltos en mi oficina con incrustaciones poliméricas.

Por: Javier Roque

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s