El Título

Hace un par de años recibí el título de una especialización, un título bastante importante y valioso, el cual me permitiría mejorar como profesional, como hijo, como esposo y ser humano…

Hace un par de años recibí un título para el que nunca estudié, por el que nunca asistí ni un solo día a clases, ni hice ninguna tarea, mucho menos tomé ni un solo apunte, no pagué ninguna cuota ni mensualidad, ni siquiera asistí a la Universidad, ¡me lo regalaron! A veces pienso que me queda grande, que no estoy capacitado para una responsabilidad tan grande y que debería haberme esforzado estudiando para obtenerlo, y es que ya en el camino es bien difícil desenvolverse en esta especialidad sin instrucciones y sin experiencia (que es lo que más me está costando), es difícil caminar por donde no conoces, a media luz, y sin zapatos.

Hace un par de años recibí un título que hasta la fecha he tratado de portar con orgullo, me ha costado cuidarlo evitando botarlo o dañarlo, trato de mantenerlo limpio y brillante, a pesar que en éste mundo el polvo es bastante fino y siempre se rebusca por ensuciarte, pero el orgullo de poseerlo me ha dado fuerzas para conservarlo, creo yo, en buen estado. Gracias a Dios he recibido ayuda: mis padres me han mostrado tutoriales fuera de línea, y mi amada esposa, quien se desenvuelve en esa misma área profesional, me ha apoyado tremendamente; y es que sin ella no lo hubiese obtenido, de hecho ella intercedió para que me lo regalaran…

Hace un par de años recibí un título que no es muy grande de tamaño, pero aún así no me cabe en la pared, debo cargarlo todo el día; si me descuido de él se puede dañar o corromper, debo cuidarlo 24/7; ¡es muy pesado! pero no me duele cargarlo,  ha mejorado mi vida e iluminado mi existencia.

Hace un par de años recibí el título de la especialización de vida más grande que haya podido obtener: el título de Papá. Me lo regaló Dios inmerecidamente cuando menos lo esperaba, y desde entonces todo ha sido complicadamente fabuloso y hermoso, los tutoriales de vida que me mostraron mis padres desde pequeño en definitiva han ayudado, el apoyo de mi esposa (quien también cuenta con su titulación como Mamá) es imprescindible, pero es mi responsabilidad cuidar y mantener ése título en buen estado, para que la hermosa angel que me ha sido encomendada siga el ejemplo que nosotros le hayamos dado, así cuando ella reciba el suyo, sea una mujer de bien, llena de todo el amor que sus padres le supieron inculcar y transmitir.

Te amo mi pequeño tesoro de amor, trocito de corazón que se me salió del pecho para vivir en otro, en uno nuevo más limpio y puro, gracias por graduarme con tu sonrisa y tus besitos.

Con amor, papá.

_-2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s